Hoy es un buen día para presentar una nueva sección en PetrolHeadGT . Como siempre, se hablará de coches, pero esta vez se hará de forma especial. No será un coche cualquiera, sino el favorito de distintas personas que han querido colaborar. 

Hace unos meses, gracias a un hilo de podcast que tengo en forocoches, conocí el podcast Los3Cuñados. La mañana siguiente empece a escucharles! Vaya locos! 

Empezaron tres: Kade, Valdu y Rarra. Luego apareció Srta. Laura que se convertiría poco después en habitual del programa! Yo le cambiaría el nombre al podcast y le llamaría “Srta. Laura y los tres cuñados”! 

También han aparecido Perrito, Deboh, Sigrid, Rubi y Morí,… entre otros!

Es un podcast muy recomendado!

Aquí tenéis una entrada completamente escrita por los componentes de LOS 3 CUÑADOS

The Ultimate Cuñado Car

En el podcast de Los 3 Cuñados somos más de dejarnos llevar por el chofer que de conducir (es decir, tenemos un Opel Corsa malamente tuneado con pegatina de “bebé a bordo” que nos da vergüenza sacar de casa). Pero la combinación de caloruzo veraniego con la enésima reposición del “Oh Brother, Where Art Thou?” de los Simpsons ha hecho surgir una pregunta en nuestros maltrechos cerebros: ¿Cuál sería el COCHE CUÑADO DEFINITIVO? ¡El Ultimate Cuñado Car! 

La respuesta parecía sencilla, pero el debate no se hizo esperar: “¡El BMW que te come el culo en el carril izquierdo de la autopista!”, decía uno. ¡”Un Octavia, que es el coche de los taxistas. Y taxistas y cuñados son primos hermanos!”. Decía otro. No había manera de ponernos de acuerdo. 

Justo cuando íbamos a llegar a las manos tuvimos una revelación que nos llegó como una epifanía: El coche cuñado es un concepto fluido… ¡Porque depende del que te compres tú! 

El poder de un verdadero CUÑADO no reside en comprar siempre un Mercedes más barato que tu KIA, o en encontrar un descapotable que sea “un imán para las nenas”, no. Su verdadero poder está en las recomendaciones sobre el coche que te tienes que comprar TÚ. 

Y normalmente esas recomendaciones serán incompatibles entre si, del estilo “cómprate un coche más grande, que llevas a mi hermana como una sardina en lata. ¡Pero que sea deportivo, que pareces un viejo!”. Vamos, que quiere que te compres la Tardis del Doctor Who, más grande por dentro que por fuera.

Se han dado casos de gente que han intentado hackear el sistema comprando el mismo coche que su cuñado. ¡ERROR! El buen cuñado siempre tiene un as bajo la manga y es: “No sé cuñao, a ti este coche no te pega nada. Y encima te habrá salido por un pico. Si me lo hubieses dicho a mi antes, que tengo un colega que…”

Y es que, en su superioridad moral e intelectual, el buen cuñado siempre conoce a alguien que vende Ferraris a precio de Dacia, pero sólo conocerás ese dato DESPUÉS de haber comprado el coche. No se llega a nivel de Gran Cuñado regalando el conocimiento. 

Pero no hemos venido a hablar de cuñados, hemos venido a hablar de COCHES. ¿Qué características debe tener un vehículo para acoger las orondas carnes marinadas en gintonic de un cuñao? 

Para empezar debe ser un coche biplaza. El auténtico cuñado premium jamás se echará pareja a largo plazo. Podría darse la circunstancia de que la chica con la que se enrolle tenga hermanos y entonces ÉL tendría un cuñado. Y eso sí que no puede ser. Sería como chocar materia y antimateria. Caos, destrucción e interminables discusiones sobre cuál es el mejor móvil chino. 

La segunda característica es que nunca tendrá un maletero en condiciones. Pero no porque su coche sea pequeño, “que si él quisiera…”. No, el objetivo es poder pedirte el coche para tenerte pringado en todas sus mudanzas. Es el equivalente humano a mear en los árboles. A ver quién manda aquí. (Y tú callado, que todavía te cae una bronca de tu chica).

La tercera característica del CuñadoCar es un secreto bien guardado por los cuñados del mundo y que hoy, aquí desvelamos. ¡La pintura invisible que hace que a un Cuñado jamás le pongan una multa por exceso de velocidad pese a presumir de salir de Madrid después del vermú, comerse una paellita en Valencia en un sitio buenísimo y tirao de precio, que tú no conoces, y volver a tiempo para ver el partido del Madrid en el palco del Bernabeu a las cinco y media (es que tengo un amigo que me debe favores, ya sabes cuñao..)! ¡El efecto vampiro pero en vez de con los espejos con las cámaras de los radares! Tecnología militar al servicio de la ranciedad  (Es que tengo un amiguete en el Pentágono, ya sabes cuñao…)

Esta última característica no está confirmada, todo hay que decirlo, pero con un cuñado lo mejor es dejar volar la imaginación. 

Y hablando de dejar volar la imaginación, ¿cuál sería para vosotros el coche cuñado por antonomasia? ¿qué características tendría? ¿cuánto pagarías por sentarte en ese coche y soltar frasacas del estilo “Si hay muchos camiones es que se come bien”? 

¡Inunden los comentarios con sus ideacas! ¡Y recuerden, no hay nada que diga “SOY UN CUÑADO” con más claridad que comprarte un carrazo de 80.000€ y ponerle una figurita de la virgen de tu pueblo en el salpicadero! ¡Avisados están! 
Podeís seguir el podcast en ivoox: https://www.ivoox.com/podcast-podcast-los3cunados_sq_f1182632_1.html

También en Twitter: @Los3Cunados 

En Facebook: https://m.facebook.com/Los3CunadosPodcast/

Sigue su blog: los3cunados.wordpress.com 

Anuncios